Eficiencia Energética

Etiquetado energético

El etiquetado energético puede representar el primer paso en el camino de consecución de importantes ahorros.

Etiquetado energético

Poseer el etiquetado energético es obligatorio desde el 1 de junio de 2013 (Real Decreto 235/2013, de 5 de abril) para todas las viviendas de nueva construcción y también para aquellas existentes que se vendan o alquilen, o para aquellas que se encuentren en cualquier otra situación por la que resulte necesario el poseer este etiquetado energético.

Pero no se trata solamente de un procedimiento puramente administrativo y obligatorio, sino que el etiquetado energético va más allá.

La información que el etiquetado energético nos ofrece sobre nuestra vivienda es de gran utilidad, puesto que nos da a conocer la situación energéticamente hablando en la que se encuentra esta vivienda, a partir de lo cual puede revalorizarse dicha vivienda desde el punto de vista energético llevando a cabo una serie de medidas o actuaciones, que se traducirán en ahorros no sólo energéticos, sino también económicos.

Por tanto, el etiquetado energético puede representar el primer paso en el camino de consecución de importantes ahorros.

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. OK Más info